La Cuna del Fútbol Español

Minas de Riotinto, cuna del fútbol en España

En el año 1873 comienza a practicarse en Minas de Riotinto este juego por parte de los británicos que llegaron e este lugar para explotar las minas compradas por la Rio Tinto Company Limited (RTCL). En esa época las minas se encontraban sin comunicación, no había carreteras ni ferrocarril, solo caminos vecinales a Zalamea la Real y Aracena, Huelva estaba a 76 km y Sevilla a unos 90 km de distancia.Esta situación cambiaría a partir del 28 de julio de 1875 que se inauguró el ferrocarril que iba de Río Tinto a Huelva, bordeando el río Tinto, para poder transportar los minerales de la compañía hacia el Puerto. En el pueblo de Riotinto no había mayores distracciones por lo que los Ingleses después de sus faenas practicaban sus juegos favoritos. Estos juegos eran desconocidos por la población autóctona que en esa época comenzó a crecer movidos por la existencia de trabajo en la RTCL. En 1878 la RTCL creó el “Club Inglés” en la población de Minas de Riotinto para el deporte, la cultura y el recreo de su personal de aquí nació el Rio Tinto Foot-Ball Club. Once años después, en Huelva se creó otro club, el “Huelva Recreation Club” por su fundador el Doctor británico W. Alexander Mackay, para el deporte y el recreo. De este club de Huelva nació y se federó el Club Recreativo de Huelva.

Los pioneros

El Rio Tinto F.C. permaneció con ese nombre hasta 1932 fecha en la que se refunda con el Balompié Rio Tinto federado desde 1914. Vestía con equipo de color blanco y a partir de esta fusión se lo conocería como Riotinto Balompié. Ya estaba integrado solo por naturales de la región. Los ingleses nunca lo federaron como Rio Tinto F.C. porque nunca entraron en competiciones oficiales, y por esta circunstancia no pudo conseguirse aquí en las minas, donde nació el fútbol, el “Decanato” del mismo en España. Con el correr de estos primeros años aparecerían algunas figuras de este juego como Carse, Cunningham, Waterston, Swaby y Geoghegham empleados de la RTCL. Se destaca que Charles Robert Julian jugador del Rio Tinto F.C. estuvo en la Olimpiada de Amberes de 1920. A todo esto en 1914 se había formado un equipo netamente del lugar llamándose Balompié Río Tinto, nombre castellano, construyendo la RTCL un campo de fútbol con medidas reglamentarias al este de la Barriada Alto de la Mesa. Su mentor y organizador fue el riotinteño José María Fontela Granado, la presidencia la asumió el inglés Robert Wilson. El equipo vestía con camiseta blanca y roja y pantalones negros, pero otras veces vestía como la selección inglesa, con un equipo totalmente de blanco. Para 1920 había más de 20 equipos lo que habla de la enorme afición que se había desatado ya que por ese entonces la población era de 12000 habitantes. Los equipos se distribuían por barrios, plazas, calles y estaban formados tanto por adultos como escolares. Con el tiempo surgieron varios equipos dentro de la Cuenca Minera como en Nerva y en Zalamea la Real. En esa época se destacaron los riotinteños Chaparro, Luis Reyes, Conrado y Hoyo.
 

Para 1920 había más de 20 equipos, lo que habla de la enorme afición que se había desatado ya que por ese entonces la población era de 12.000 habitantes. Los equipos se distribuían por barrios, plazas, calles y estaban formados tanto por adultos como escolares. Con el tiempo surgieron varios equipos dentro de la Cuenca Minera como en Nerva y en Zalamea la Real. En esa época se destacaron los riotinteños Chaparro, Luis Reyes, Corado y Hoyo.

El equipo Riotinto Balompié jugó entre 1933 y 1935 en los campeonatos de la Federación Oeste de Fútbol, obteniendo el título de Subcampeón en la temporada 1933-34. De ese tiempo se destaca su portero Manuel Valdés, el cual jugaría después en los equipos de Atlético de Tetuán, San Fernando y Jerez, que militaban en otras divisiones superiores. También de esta época se mencionan a jugadores como Galupo, Floro, Caballero, Aparejo, Cruz y el delantero centro Rafael Tenllado Yañez. La guerra civil española significó un impase en la evolución que habían tenido estos clubes y terminada la misma se organizaron equipos pero con la denominación de Frente de Juventudes y se mantuvieron así durante la década del 40 hasta que en octubre de 1947 se reorganizó el Club del Riotinto Balompié, nutriéndose de jugadores procedentes del Frente de Juventudes y preparándolo Ricardo Wert Cera, conocido popularmente como “El Inglesito”, recayendo la presidencia en el Alcalde Manuel Lozano Bergillos, posteriormente se haría cargo el exjugador José Macías Soto que fomentó este deporte entre la juventud. Este equipo y estando ya de Presidente José Pérez Real consiguió ser campeón absoluto de Huelva y su provincia en la temporada 1953-54. Con Bibiano Fernández García en la presidencia y Mariano Barrera Rodríguez de Preparador, por primera vez en su historia el Club consiguió estar en la categoría de la III División aunque solo la pudo disfrutar durante la temporada 1956-57. El Campo de Fútbol construido en El Valle por la RTCL e1931, fue remodelado en estas fechas con la construcción de gradas, nuevos vestuarios, marcador, Secretaría y un Bar. 

ACTUALIDAD:

Actualmente el Riotinto Balompié, acaba de cumplir su centenario, que celebró el pasado 16 de agosto de 2014, honor que muy pocos equipos poseen, incluidos equipos profesionales de la primera división española.

Hoy el club cuenta con 2 equipos federados, el equipo senior y el equipo juvenil, que se encuentran compitiendo en la tercera provincial andaluza de la provincia de Huelva, disputando más de 60 partidos por temporada y llevando el nombre del club y del municipio por más de 30 localidades.

En este momento el club disfruta de un campo municipal de césped artificial recién remodelado para el centenario y que sigue en fase de mejoras como son los vestuarios y parte del graderío.

OBJETIVOS:

El principal objetivo es mejorar la imagen y legado del Riotinto Balompié como club y de Minas de Riotinto como Cuna del Fútbol Español. Para ello una de las prioridades es mejorar la situación económica que nos ayude a avanzar en la calidad deportiva para conseguir el ansiado ascenso de categoría.